La Unidad propone una PDVSA solvente para servir a los venezolanos

Día a día, de manera inconsulta e irresponsable, el gobierno del presidente Chávez ha venido hipotecando nuestra principal industria: PDVSA. La voracidad del gasto público ha llevado, a la actual administración, a un nivel de endeudamiento nunca antes visto. La deuda de PDVSA pasó de $24,9 millardos en 2010, a $34,8 millardos en 2011, y el endeudamiento continúa. De acuerdo con el Ministro Ramírez, existe la pretensión de seguir endeudando a PDVSA a través de la venta de bonos en la bolsa de Hong Kong.

En materia de operatividad lo que existe es una gran opacidad en la información, ya que aún no se han publicado datos de la gestión operativa de PDVSA en 2011.

El gobierno de Unidad Nacional dentro de las tareas ineludibles que se deben considerar para desarrollar la industria y su vinculación con la sociedad venezolana, la revisión del marco institucional para el desarrollo de la industria de hidrocarburos:

Se propone la reestructuración de PDVSA como parte de la industria. El Estado conservará la totalidad de las acciones de PDVSA, tal como se establece en la Constitución, y se reorientará la empresa hacia el desarrollo de capacidades tecnológicas, administrativas y comerciales.

Tareas por hacer, entre otras:

  • Separar los cargos de Ministro de Energía y Petróleo y de Presidente de PDVSA.  Ampliar la composición de su Asamblea de Accionistas.
  • Transferir a los Ministerios competentes los programas sociales actualmente a cargo de PDVSA y hacer de las filiales no petroleras empresas independientes de la estatal.
  • Cumplir con los compromisos laborales legalmente adquiridos por la empresa hasta la fecha, incluyendo los derechos de trabajadores despedidos entre 2002 y 2003.
  • Identificar las áreas críticas que requieren o requerirán de personal especializado. Crear incentivos para la incorporación del talento humano.
  • Realizar operaciones de mantenimiento que permitan proteger yacimientos, recuperar instalaciones y maquinarias y restaurar la seguridad industrial recientemente disminuida.
  • Auditar las finanzas de la empresa (incluyendo su endeudamiento externo e interno) y sus operaciones comerciales y técnicas.
  • Revisar los contratos, acuerdos y convenios internacionales firmados, asegurando el riguroso cumplimiento de todas sus cláusulas, de acuerdo con la Constitución y las leyes.
  • Limitar las contribuciones fiscales de PDVSA al pago de impuestos y regalías. Suspender las transferencias al FONDEN u otros fondos parafiscales administrados por el Ejecutivo.
  • Revisar la situación de todos los proyectos de inversión en curso y los futuros.

9/3/2012 10:39pm