Pdte. Súmate, Roberto Abdul: Inhabilitar a la MUD o a sus partidos sería un paso más en el camino al autoritarismo

Pdte. Súmate, Roberto Abdul: Inhabilitar a la MUD o a sus partidos sería un paso más en el camino al autoritarismo

El presidente de la ONG Súmate, Roberto Abdul, aseguró que el único poder que está en desacato es el Consejo Nacional Electoral (CNE), porque no ha cumplido con el período constitucional establecido para las elecciones de gobernadores y legisladores.

En declaraciones a Prensa Unidad Venezuela destacó que en el caso de que la estrategia del gobierno sea inhabilitar a los partidos políticos de oposición y a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para postular candidatos, eso sería dar “un paso más allá en el camino de lo que es la falta de democracia, de lo que es un régimen autoritario y totalitario”.

Agregó que en ese caso lo que se puede hacer es sensibilizar y activar a la comunidad internacional y nacional, así como tratar de movilizar al ciudadano en general para que reclame su derecho al voto.

Abdul recordó que 62 partidos políticos tendrían que renovar lo que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)  denomina la nómina de militantes, proceso que, según tiene entendido, sería similar al de la recolección de firmas para activar el referendo revocatorio, en el que habría captahuellas.

“Las dos únicas organizaciones políticas importantes que están habilitadas para postular candidatos son el PSUV y la MUD, además de otras dos que están registradas desde el año pasado”, dijo.

Insistió en que de no efectuarse esa renovación, todos los partidos políticos quedarían inhabilitados para inscribir candidatos, pero podrían seguir realizando actividades de proselitismo, puesto que el registro ante el CNE solo faculta a las organizaciones para postular abanderados.

“La oposición podría seguir participando en las elecciones con la Mesa de la Unidad Democrática. La preocupación existente, que no es una preocupación ligera sino fundamentada en la actuación no solo del CNE sino también del TSJ y de otras instancias, es que si decidieran por cualquier causa inhabilitar a la MUD, entonces podría verse la oposición en la situación de que no tendría ningún vehículo para postular candidatos e ir a elecciones. En consecuencia, iríamos a unas elecciones de partido único. Esa es una preocupación que está allí y que no es poca cosa, visto lo que ha sido el comportamiento fuera de lo que es el debido proceso y el Estado de derecho por parte del TSJ y del CNE”, explicó.

El presidente de Súmate dijo a Prensa Unidad Venezuela que esa posibilidad está latente y agregó que el CNE, por alguna razón, no ha convocado comicios. “Habrán tantas elecciones como le convenga al partido de Gobierno, en tanto y en cuanto las condiciones, bien sea por los niveles de popularidad en términos relativos o comparativos con las que pueden ser las opciones opositoras y las posibilidades de triunfo, determinan las probabilidades de que se realicen las elecciones; y al mismo tiempo en función de ello llevar a cabo esos procesos también aumentan los riesgos para los opositores de verse inhabilitados o incapacitados para participar en los procesos electorales”, manifestó.

 

Estrategia de distracción

Como una posible estrategia de la oposición en el caso de que la MUD fuese inhabilitada, Abdul dijo que podrían tratar de ponerse de acuerdo y registrar ante el CNE uno, dos, tres y cuatro partidos alternativos a la Mesa de la Unidad Democrática.

Consideró la renovación de los partidos políticos y la forma en que se ha manejado como una estrategia destinada a sembrar elementos de distracción sobre los factores opositores. Advirtió que, inclusive, esa discusión puede acentuar ante la opinión pública la percepción de que no existe una unidad real, y por otro lado distraer recursos en organizar y ejecutar esa actividad.

30/1/2017 9:12am