Es Oficial: Maduro destruyó al “Gran Polo Patriótico”

Es Oficial: Maduro destruyó al “Gran Polo Patriótico”

Además de destruir al país y agredir a la oposición, el daño que Nicolás Maduro le ha hecho al propio chavismo es inmenso: Maduro convirtió lo que alguna vez fue un gran movimiento popular en algo que hoy a los chavistas de los barrios lo que genera es rabia, asco, vergüenza propia y pena ajena; Maduro condujo al chavismo a su más grande derrota de todos los tiempos, el 6 de diciembre del 2015. Tras esa derrota, Maduro siguió aislando al gobierno hasta lograr que ocho de cada diez venezolanos lo repudiara. Ahora, para que no quede ninguna duda, los operadores electorales del madurismo en el Consejo Nacional Electoral se encaminan a culminar su labor de destrucción: Maduro va a disolver al Gran Polo Patriótico, al ilegalizar a la casi totalidad de los partidos que lo componen.

En efecto, el 5 de enero de 2016 -mientras el país y el mundo seguían con atención la instalación de la nueva Asamblea Nacional- la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia aprobó la tristemente célebre sentencia 001 que termina resolviendo lo siguiente:

“1.- El voto referencial respecto al uno por ciento de los votos emitidos a que se refiere en concreto el Parágrafo único del artículo 25 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones, es el voto lista….

2.- Hay renovación automática de un partido político, cuando el partido político haya obtenido el uno por ciento (1%) de los votos válidos emitidos….

3.- Cuando un Partido Político Nacional no presente su tarjeta electoral en una elección nacional, ese grupo político carecerá de identidad….

4.- En la República Bolivariana de Venezuela está prohibida la doble militancia por lo que un Partido Político no puede sumar su nómina de inscritos a la de otro Partido Político sin perder su existencia.…

5.- …se ordena al Consejo Nacional Electoral para que, en el lapso de sesenta (60) días siguientes a la publicación del presente fallo, regule la verificación de la nómina de inscritos de cada partido político…”.

Esa es la sentencia del TSJ sobre la cual el CNE emite tardíamente unas normas para la relegitimación de partidos políticos, normas que luego son nuevamente transformadas en un adefesio normativo más restrictivo aún, anunciado al país la noche del pasado miércoles 8 de febrero. Como el país y el mundo ya conocen el rechazo firme de la Unidad Democrática a estas normas, veamos ahora como respondió el chavismo crítico, también agredido por este salvajismo antidemocrático:

Javier Biardeau, conocido intelectual chavista y profesor de Estudios Latinoamericanos en la Escuela de Sociología de la UCV, expuso en las redes sociales que “ser el máximo y último intérprete de la Constitución y velar por su uniforme interpretación y aplicación no califica al TSJ para hacer LEGISLACIÓN. El debate sobre la ‘doble militancia’ debe hacerse en la AN, en una nueva ley de partidos, no es correcto que TSJ LEGISLE sobre la materia.  La ‘doble militancia’ no debe ser regulada por el TSJ (extralimitación) sino por los estatutos de las asociaciones con fines políticos. No es correcto que sentencias para aclarar leyes y uniformar interpretación terminen LEGISLANDO, violando reserva legal-AN. Si yo cambio protocolo electoral de acuerdo a cada elección entonces estamos en el ‘como vaya viniendo vamos viendo’…. Eudomar interpreta….”

Sobre cuándo debe hacerse la relegitimación de partidos, Biardeau también es contundente: “Renovación de nómina de partidos de acuerdo al art. 25 de la Ley debe hacerse en el curso del año en que comience cada período constitucional.  Exigirle a los partidos que renueven su nómina en el año 2016-2017 es contrario al espíritu y letra del art. 25 de la Ley. La renovación de la nómina de los partidos debió hacerse en el año 2013 tomando como referencia los resultados de votaciones del año 2012”.

A propósito del tema si es el llamado “voto lista” el que debe tomarse como referencia para la legalidad de los partidos, el chavista Biardeau es aún más contundente al desenmascarar al binomio TSJ-CNE: “Reforma a ley de partidos de 2010 copia exactamente, en su artículo 25, el art. 26 de la ley de partidos de 1965: ‘Los partidos políticos nacionales, renovarán en el curso del año en que comience CADA PERÍODO CONSTITUCIONAL su nómina de inscritos’. El art. 25 no habla de “voto lista” porque en 1965 no había elecciones regionales, se utilizaba base de referencia de Elección Presidencial. Si sentencia dice ahora ‘voto lista’ está legislando, violando el principio de reserva legal del parlamento. Eso lo debe resolver es la AN…”

El objetivo anti-democrático y anti-revolucionario de toda esta mascarada del madurismo es evidente para los chavistas como Biardeau: “La ilegalización de los ‘aliados’ del PSUV es la sentencia de muerte del legado de Chávez sobre el proyecto del Gran Polo Patriótico. Construir un escenario electoral donde compita un ‘partido dominante’ y una oposición funcional a ese partido es una farsa democrática. ¿Para qué el ‘Gran Polo Patriótico’ si proscribes de hecho con argucias con apariencia legal a tus propios ‘aliados’?”.  Denuncia este vocero del chavismo crítico que más allá de las triquiñuelas electorales se esconde una visión reaccionaria de la vida y del poder: “Aunque les duela: ¡Vulnerar el más elemental derecho al voto es el principio del fin de las libertades políticas modernas! Lo que la historia informa sobre los populismos históricos es que las movilizaciones anti-oligárquicas quedaron encuadradas y cooptadas.  Cualquier democracia está en jaque si regresan los fraudes al Estado de Derecho y la conculcación del voto popular”.

Para Ramsés Reyes, del partido chavista Corrientes Revolucionarias Venezolanas, el panorama es más sencillo pero no menos repudiable: “Esto constituye un golpe a la democracia y al Polo Patriótico, y desde este momento el GPP desaparece, porque los partidos nos declaramos en desacato y pasamos a la clandestinidad”. Reyes destacó que el Polo Patriótico hizo falta para que Nicolás Maduro ganara las elecciones presidenciales, aportando un millón 500 mil votos; y con el cociente de los partidos del Polo salieron 26 diputados a la Asamblea Nacional. Afirmó que “sin la participación del GPP en el Parlamento no hubiesen 57 diputados sino apenas ‘veintipíco’ legisladores, es por ello que se le hace un llamado al Ejecutivo Nacional y al alto mando de la revolución a que reflexionen sobre las locuras que realiza el CNE, que pretende con un zarpazo desaparecer los partidos del Polo”.

A estas protestas se unen las declaraciones de voceros del PCV, del PPT y de Redes. De los 59 partidos que asistieron a la “reunión informativa” realizada en el CNE el pasado jueves 9, los 59 manifestaron estar en contra de estas normas de relegitimación.

Maduro lo volvió a lograr: ¡Unió al país… en su contra! ¡Los que queremos Democracia y Constitución somos amplia mayoría! ¡Palante!

11/2/2017 11:47pm